Get Adobe Flash player
AddThis Social Bookmark Button

Carlos Molina

Según datos publicados en el sitio web exitoexportador.com, que contiene estadísticas sobre la cantidad de usuarios de Internet a nivel global, con cifras de marzo de 2009, El Salvador contaría con 763,000 personas con acceso a la internet. Costa Rica es el país que supera a los países centroamericanos con 1,500.000 de cibernautas, en segundo lugar se ubica Guatemala con 1,320.000, El Salvador ocupa la tercera posición  gracias a  una pírrica diferencia de 16,700 usuarios que tiene Panamá que ocupa el lugar numero cuatro, Nicaragua aparece muy por debajo, con apenas 155,000 usuarios y Belice con apenas 32,000.

Sin embargo, en las estadística de penetración, que es la cantidad de cibernautas versus la cantidad de población, El Salvador ocupa el segundo lugar con el 10,8 %, muy por debajo de Costa Rica que alcanza la astronómica suma de 37.5%, superando inclusive a México, y comparable con países como Brasil, Colombia, y superando a países como Venezuela, Uruguay, Perú, Bolivia, Ecuador, Paraguay, Ecuador entre otros. Cuba a pesar del bloqueo de Estados Unidos en el tema de las comunicaciones, alcanza un 11,5%, con una tasa de crecimiento 2,083.3 %.

Aunque la tasa de crecimiento de los usuarios de Internet en El Salvador está en franco aumento con un 1,807.5 %, es importante destacar, que desde los inicios de la llegada sistemática de la Internet al país, el gobierno nunca tuvo una política clara en torno a su fomento y su uso, mucho menos la tiene en sus mismas dependencias.

El Internet se debe convertir en una herramienta para mejorar el tema de la calidad educativa, así como para divulgar las investigaciones, y hacer llegar mayor conocimiento a las y los salvadoreños. Es preciso que este gobierno haga lo necesario para que desde el mismo Estado se promulgue una autentica política que no vaya referida solamente al tema del desarrollo de  nuevas tecnologías educativas utilizando la Internet, si no, que propicie una política nacional para la creación, divulgación y el correcto uso de la tecnología informática basada en software libre y con un fuerte énfasis en la Internet.