Get Adobe Flash player
AddThis Social Bookmark Button

Manuel Molina Jr

La educación popular es una respuesta autónoma de los sectores populares ante la Educación dominante impartida a través del Estado o el Mercado. Es un espacio de autoeducación, en el cual se reflexiona críticamente a partir de las propias experiencias y formas de vida en contraposición con la educación burguesa y los valores que enseña. Una de las principales figuras de esta práctica es el educador brasileño Paulo Freire, quien puso en práctica un plan de alfabetización de los oprimidos y divulgó por el mundo sus ideas al respecto. Es un modelo de ruptura en relación muchas veces con las prácticas de resistencia.

LA GESTION ESCOLAR EFECTIVA Y LA CONCEPCION DE LA EDUCACION POPULAR

Debemos entender por gestión escolar efectiva al conjunto de acciones pedagógicas –administrativas-financieras, organizativas y de evaluación. Orientadas al logro de los aprendizajes de los estudiantes con la participación de la comunidad, que se compromete a implementarlas.

Se habla de efectividad en la gestión escolar cuando en el centro educativo logra que sus estudiantes aprendan lo que deben aprender, en el tiempo que lo deben hacer y utilizando adecuadamente los recursos disponibles. Así se garantiza que el propósito de la educación se logre y se tengan ciudadanos que cambien su entorno.

La gestión escolar efectiva se caracteriza por ser: democrática, integradora, sistemática, inclusiva, comunitaria, eficiente, eficaz y solidaria.

La Escuela popular antes de ser un edifico, aulas pizarras etc, debe verse mas que todo como gente, gente que sufre, que siente que se alegra, que tiene problemas y limitantes y el docente popular debe lograr empatía con sus estudiantes, sentir lo que ellos sienten hablar como ellos hablan y tratar de buscar soluciones a los problemas que existe en su entorno el diálogo es la base de esta metodología. El director que también es gente debe involucrarse en este proceso y crear lazos de amistad, armonía y solidaridad con estudiantes, maestros y padres de familia, ya que es más fácil trabajar en una escuela donde todos se ven como familia como camaradas como amigos que en un lugar frio donde hay una relación por conveniencia. Se debe reconocer críticamente la realidad y la propia práctica para poder comprender y construir nuevas formas de actuar, cambiar la práctica con el fin de mejorar la realidad y actuar sobre la realidad.

METODOLOGÍA DE LA EDUCACIÓN POPULAR


Objetivo: cambiar la sociedad gracias a la alfabetización para que los oprimidos se conozcan a sí mismos y se desarrollen socialmente. Además recuperan su dignidad perdida.

Métodos: el principal método es el diálogo, es decir, lo que más se utilizan son recursos orales. Un diálogo adaptado a cada contexto y a cada individuo, en el que todos participen de una manera activa siguiendo las siguiente fases:

  • Inmersión del educador en la forma de vida, cultura y lenguaje de los educandos. Así el educador va empatizando con los educandos y aprendiendo de ellos.
  • Creación de grandes láminas con dibujos que representen escenas de la vida cotidiana de los educandos.
  • Creación de círculos de discusión en los que se van debatiendo sobre lo que se ve en cada lámina. El educador no es pasivo, sino que escucha y va anotando las primeras palabras significativas que surgen, llamadas palabras generadoras.
  • Aprender la escritura de las palabras generadoras diferenciando sus sílabas y así rápidamente van surgiendo nuevos conceptos que van aumentando su grado de abstracción.
  • Discusión y escritura de conceptos abstractos. Llegan de manera natural a la definición antes que a la escritura del propio concepto.
  • Proceso: el proceso de educación popular, que es circular, tiene varias etapas. Estas etapas serían:
  • Concientización: reconocer críticamente la realidad y la propia práctica.
  • Comprender y construir nuevas formas de actuar.
  • Cambiar la práctica con el fin de mejorar la realidad.
  • Actuar sobre la realidad.


EDUCACIÓN POPULAR Y EDUCACIÓN FORMAL


La Educación Popular se contrapone a la educación formal. Esta última entiende a los participantes del proceso educativo como recipientes que pueden ser llenados de conocimientos. Se caracteriza por ser una práctica autoritaria y de traspaso unilateral de conocimiento, sin reflexión ni crítica. La Educación Popular o liberadora, en cambio, se caracteriza por ser un espacio de diálogo, encuentro y reflexión. A través de la superación de la contradicción educador - educando, nadie educa nadie, sino que todos se auto educan y generan conocimiento popular y colectivo.

En oposición muchas veces a los sistemas educativos oficiales, la educación popular se puede definir como una labor educativa diseñada para fomentar el sentido crítico de sus participantes y para permitir que tomen conciencia de cómo las experiencias personales de un individuo están conectadas con problemas sociales de índole más generalizada. Se intenta dotar de herramientas intelectuales a los participantes para actuar y cambiar la sociedad. Este es el enfoque que podemos relacionar con la pedagogía de Paulo Freire.

CONCLUSIÓN.
La educación popular ha pasado por distintas etapas. La educación popular nació en América Latina en los años 50, concretamente en Brasil, un país con graves e injustas desigualdades sociales. En la década de los 60, el objetivo es formar organizaciones que cambien la realidad. En los años 70 se fortalecieron los movimientos populares que comenzaron años anteriores. En los años 80 se profundizó en profesionalizar a los grupos educativos que existían. En los inicios de los años 90 la educación popular entró en crisis, criticándose su escasa base pedagógica de sus métodos y técnicas; aunque a mediados de este período se volvería a revalorizar.

Diversos Movimientos Sociales Latinoamericanos han llevado a cabo experiencias de educación popular dentro de sus prácticas políticas. En México el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) a través de las Escuelas Secundarias Rebeldes Autónomas Zapatistas. En Brasil, el Movimiento de los Sin Tierra (MST). En Argentina, la Universidad Trashumante y la Universidad Popular de las Madres de Plaza de Mayo. En Chile, el movimiento nacional de educadores populares MOVER y la Red de Educadores y Educadoras Populares de Santiago.

En El Salvador durante el periodo de la guerra, la guerrilla representada por el FMLN también trató de organizar a sus bases con la llamada educación popular inspirada en Paulo Freire.

Luego del conflicto armado en la década de los noventa las comunidades que por diversas razones habían quedado sin escuelas comenzaron a organizarse y montar sus propia escuelas, donde enseñaban personas que tenían algún grado de escolaridad, la comunidad velaba por las necesidades que en esta existían.

El MINED de aquel entonces quiso ponerle sello a esta practica y monta el programa EDUCO donde los padres de familia que forman una directiva llamada ACE dirigirían las escuelas en su parte administrativa, esta logro ser muy efectiva en el tema de la cobertura pero a 17 años de su nacimiento se ha convertido en un instrumento para violentar derechos humanos y laborales de docentes y ha caído según un estudio del MINED en el penúltimo lugar en cuanto a programas obteniendo resultados negativos con respecto a calidad educativa. Queda demostrado que la educación popular cuando quiere ponerse al servicio del capitalismo y del voraz mercado termina fracazando inevitablemente ya que sin lugar a dudas la educación es patrimonio del pueblo y en el recae su efectividad.

En la ULS