Martes, 25 Septiembre 2018 00:00

La ética de Marx y del marxismo

"Marx-Engels-Forum, Berlin" por Andy Hay, licencia bajo CC BY 2.0

 

 

Armando Briñis Zambrano*

 

Karl Marx (5 de mayo de 1818 - 14 de marzo de 1883), filósofo, intelectual y militante comunista alemán de origen judío, junto a Friedrich Engels, es el padre del comunismo moderno, del marxismo y del materialismo histórico. Sus escritos más conocidos son el Manifiesto del Partido Comunista (en coautoría con Engels) y El Capital.

 

-ÉTICA-

La ética es la rama de la filosofía que estudia la bondad o la maldad de los comportamientos. Tiene como centro de atención las acciones humanas y aquellos aspectos de las mismas que se relacionan con el bien, la virtud, el deber, la felicidad y la vida realizada. El estudio de la ética se remonta a los orígenes mismos de la filosofía en la Antigua Grecia, y su desarrollo histórico ha sido amplio y variado.

 

-Moral-

Por moral entendemos una forma específica del comportamiento humano, individual o colectivo. Son las reglas, posicionamientos, normas o consensos por las que se rige y juzga el comportamiento o la conducta de un ser humano en una sociedad. En ese enfoque lo que forma parte del comportamiento moral está sujeto a ciertas convenciones sociales y no forman un conjunto universalmente compartidos.

 

-Ética según Karl Marx-

Marx inicia su filosofía con una crítica del idealismo y el materialismo, para la cual se fundamenta en la concepción que tiene del hombre. Para Marx no existe una esencia, en general el hombre se hace a sí mismo a través de la historia en la sociedad y transformando la naturaleza.

 

Para Marx, la ética es ideología pura con la única visión de legitimar lo que hay. Según Marx los seres humanos no necesitan una moral para ver transformar su mundo, necesitan que se transformen las condiciones de la humanidad en que vive la mayoría víctima de la desigualdad y la injusticia, por lo tanto, las ideas morales o filosóficas no contribuyen a superar este mundo, más bien lo consagran y lo justifican al no darse cuenta de su procedencia.

 

Señaló que la ley y la moral son, prejuicios burgueses derivados de intereses burgueses con la única y exclusiva intención de perpetuar la riqueza en quien la posee. Los valores morales son los portavoces de los intereses de la clase dominante.

 

Para Marx, la transformación moral del mundo es pura mentira sino atiende fundamentalmente a la corrección de una distribución de la riqueza radicalmente injusta e inmoral y la moral no será capaz de superar la alienación del hombre, sino que será preciso la transformación de las estructuras materiales que son realmente culpables de la enajenación de los seres humanos.

 

“toda teoría moral que ha existido hasta hoy es el producto, en última instancia, de la situación económica de cada sociedad. Y como la sociedad se ha movido hasta ahora en contraposiciones de clase, la moral fue siempre una moral de clase; o bien justificaba el dominio y los intereses de la clase dominante, o bien en cuanto la clase oprimida se hizo lo suficientemente fuerte, representó la irritación de los oprimidos contra aquel dominio y los intereses de dichos oprimidos orientados al futuro.”… “La desrelativización de la moral sólo es posible en una sociedad en la cual la explotación del hombre por el hombre ya no sea una realidad omniabarcante que atraviesa todas las esferas de la vida social e individual”1

 

En otro texto, no menos famoso, Engels, el entrañable amigo y colaborador de Marx, afirma que: “una moral verdaderamente humana, que esté por encima de las contraposiciones de clase, y por encima del recuerdo de ellas, no será posible en un estadio social que no sólo haya superado la contraposición de clases, sino que la haya además olvidado para la práctica de la vida”2.

 

En un texto conjunto, como casi toda su obra, Marx y Engels sostienen, en su momento, como estrategia política nacida de la realidad concreta, que “los comunistas no predican moral alguna”3. La moral de los comunistas es una moral revolucionaria que busca reivindicar el sentido pleno de lo humano desalienado, humanizado, plenamente libre, en una sociedad plenamente humana, desalienada y libre4.

 

Podemos resumir que la ética marxista, es una ética que busca la realización de “la vida buena”, no del hombre en abstracto, como ser genérico; sino la vida buena, el vivir bien del hombre concreto, en las situaciones históricas y sociales concretas y en condiciones económicas concretas, en donde el hombre se genera y se regenera permanentemente.

 

Para terminar, diremos que uno de los sueños de Marx, es el de una gran ciencia, la ciencia del hombre, la cual en el fondo; sería un conocimiento transformador profundamente ético, en ella el individuo, en una nueva sociedad, supera la alienación como fenómeno social y vive de una forma plenamente humana; como un “individuo social, con su dimensión ecuménica5, que es el desarrollo de su dimensión absolutamente humana.

 

Así pues, para concluir apuntamos, que Marx y el marxismo, es humanismo, es decir, toda una propuesta ética, que busca construir de forma activa, una vida buena para el ser humano, de ahí que no se conforma con enunciar la patología cercana a la muerte de la sociedad capitalista; sino que busca implementar la forma adecuada para posibilitar la vida del hombre, del individuo social en plenitud, es decir, en interretrorelación constructiva y posibilitante con la sociedad, con sus congéneres así como en relación codialogante con su entorno, su ecosistema, buscando la liberación plena del ser humano a nivel individual, social y de la humanidad entera.

____________________________________________________________________________
1 Schaff, Adam, Filosofía del Hombre (Marx o Sartre) Ed. Grijalbo, México 1965
2 Engels. F; Antidühring, Ed. Grijalbo, México. 1968. p.81-83
3 Marx. C. –Engels, F. La ideología alemana. Pueblos unidos/ Grijalbo, Montevideo/ Barcelona, 1972 p.287
4 Schaff, Adam. La alineación como fenómeno social.
5 Schaff, A. Humanismo Ecuménico, Ed. Trotta, Madrid, 1993

 

*Investigador y catedrático de la Universidad Luterana Salvadoreña.

Visto 26238 veces Modificado por última vez en Martes, 25 Septiembre 2018 17:47